Irene Balazone

Todo sobre mí

Experta en ~ Alimentación ~ y movimiento de la energía

Soy Irene Balazone,  Licenciada en Nutrición (UBA, Universidad de Medicina de Buenos Aires), Kinesióloga, Descodificadora Biológica, Sanadora Energética y Profesora de Yoga. Además utilizo otras herramientas como las gotas de sangre que observo en un microscopio óptico que me ayudan constatar visualmente las carencias nutricionales y el estado del medio interno . Esta herramienta visual es de gran ayuda para que mis clientes tomen consciencia de su situación y puedan ver como evoluciona su proceso o síntoma ante su tratamiento. También uso la Magnetoterapìa, Acupuntura, Flores de Bach y por supuesto la Reeducación Nutricional y Postural a través del Yoga y todas sus técnicas de Bandhas, Pranayamas y Relajación.

Mi trabajo se basa en acompañar desde la nutrición y estas herramientas que nos ayudan a equilibrar nuestra energía a personas con diferentes patologías, mujeres embarazadas, lactantes, niños pequeños. A los que poco a poco les enseño a conocerse y así mantenerse en perfecto estado de salud física, energética, emocional y mental.

Creo firmemente en mi modelo de trabajo y sé que puedo ayudarte a alcanzar tus objetivos, así como ya lo he logrado con cientos de personas, como puedes ver en la sección de testimonios.


Espero que muy pronto comencemos juntas el camino hacia una vida plena y llena de salud y armonía.

Con amor,

 

 

IMG_3277

Mi historia

Experta en ~ Alimentación ~ y movimiento de la energía

Nací en Argentina, en un momento en que mi familia empezaba a descubrir la importancia que tienen los alimentos para gozar de salud. Antes de que naciera mi padre había enfermado de una enfermedad muy grave renal. Los médicos en aquel entonces no sabían como curarlo. Sufría infecciones y estaba muy débil.  Y como regalo apareció en nuestras vidas un médico naturista; Dr. Virginillo, que cambió el rumbo de mi familia. Este maravilloso médico les enseñó a mis padres la dieta vegetariana y con esto y unas pocas pautas mas mi padre sano. Así que yo crecí siendo vegetariana hace 46 años atrás imagínate lo raro que esto era en un país productor de las mejores carnes del mundo.

El aprender a valorar nuestra salud y reconocer que somos responsables de ella, fueron mis primeros aprendizajes. De pequeña me enseñaron que el agua era mi primer alimento consciente del día. Sabía que mi cuerpo sin el se rompía. Hoy después de tantos años de estudio podría explicarte con mucho detalle la importancia de la hidratación celular y como esta es factor clave en todo proceso de enfermedad. Recuerdo con tanto cariño las palabras de mi padre, creo que fueron su mejor regalo, me decía tu cuerpo necesita agua para comenzar el día igual que mis maquinas necesitan de aceite para trabajar sin romperse. A partir de ahí han pasado muchas cosas… 

Gracias a mi madre que a pesar de sus miedos nunca me vacunó. Me llevaba a un medico homeópata, el Dr. Morrielo que acompañaba todos los momentos de fiebre que el crecimiento a veces ponía de manifiesto. Mi hermana Paula, que actualmente vive en Australia y es 10 años menor que yo también tuvo esta suerte. Pero no todo fue tan perfecto, necesitaba experimentar el caos. Así que alguna vez un médico me receto antibióticos, y de estos tratamientos y dietas inadecuadas con lácteos y gluten desmedido, me llevaron a una sinusitis crónica muy desagradable. Recuerdo ir a un médico especialista en alergias, que como tratamiento me dio medicinas y unos lavados nasales que me hacia con unas maquinas y un liquido color naranja que intentaban drenar los mocos. Ya sé, suena muy feo… y lo era. Estuve con este tratamiento dos semanas y a la tercera en vez de mejorar, este medico me dijo que tenia que punzar mis oídos porque la congestión estaba aumentando. A partir de ese momento tire todas esas medicinas y volví a mi medico homeopata unicista. Con el pase varios años hasta que por fin esta infección en los senos paranasales desapareció. De esta parte de la historia hay muchas cosas que contarte. Ya las iré detallando en el blog de esta página.

Comencé a dar clases de cocina y hablar de temas de salud en un programa de radio desde que tenia 17 años aproximadamente. Era una niña un tanto particular recuerdo con gracia una noche que me dolía la garganta levantarme en la madrugada cortar un ajo y frotarlo por la zona afectada, volver a la cama y levantarme sin dolor. Otras veces cuando tenia estas sensaciones me dormía con pastillas de carbón en la boca y probaba si este carbón podía absorber la congestión. No puedo parar de sonreir recordando a esa adolescente buscadora y apasionada. Estaba decidida, quería estudiar medicina. Pero la historia cambio el rumbo que imaginaba. Me apunte en esa carrera cuando mi padre tuvo un accidente con su bicicleta. Recuerdo que ese momento me marco. El estaba  con tres costillas rotas, la clavícula también rota. Traumatismo de cráneo y algunas cosas más. Yo estaba con el en la sala de urgencias en un hospital bastante precario de la provincia de Buenos Aires. El médico de guardia tenía poca paciencia ante mi insistencia a que lo ayude… resumiendo aquel episodio traumático sentí que yo no tenía pasta para ser tan fría como aquel médico y cambié de carrera. Estudiaría las mismas materias que medicina y eso me permitiría saber; pero abordaría la enfermedad desde otra óptica. Y así fue, termine mi carrera como licenciada en nutrición. Este paso se hizo un poco largo ya que esta carrera no era lo que esperaba que fuera… y después de tener que estudiar cosas que sabía eran obsoletas pero era lo que me daría el título para ejercer.

Paralelamente al final de esta carrera me forme como profesora de Hatha Yoga, esta formación le dio sentido a mi vida y fue a partir de ese momento comencé a integrar los conocimientos de la nutrición y el movimiento de la energía.

Algunos años más tarde conocí al que sería el padre de mis hijos Gabriel y Belén y a partir de ahí otro gran giro daría mi vida. En el año 2009 me vine a vivir a las Islas Canarias. Lo deje todo!! Y un mes después Gabriel y Belén estaban creciendo dentro de mi. Como te imaginarás esta historia merece cada detalle. Pero te adelanto, desde pequeña sabía que mis hijos nacerían en mi casa sin ninguna intervención… y así fue!

Ya pasaron 10 años de aquel momento y muchas historias que enriquecieron mi vida. Quiero que sepas que cada día estas historias me fortalecen mas y más…

Como te imaginarás mis hijos de 10 años nunca fueron al médico. Y con esto solo quiero recalcar que vale mucho la prevención, el conocer sobre las leyes biológicas que sostienen la vida, para no romper nuestro perfecto y maravilloso cuerpo humano.

Mi trabajo de hoy día se basa principalmente en esto. Enseñar a las personas a conocer sus preciosos cuerpos. A cuidarlos y encaminarlos hacia la salud total. Esta salud total no es otra cosa que habitarse, sentirse, conectarse con el deseo profundo del Alma que quiere vivir esta experiencia física.

Ya me conoces un poco más, y poco a poco te seguiré contando detalles de mi camino y de mis aprendizajes en el blog. 

Soy plenamente feliz con mi servicio, gracias por hacer esto realidad.

 
20171013_194027

@Username
#Hastag

correoelectronico@irenebalazone.es

>
Ir arriba